Y una vez mas se cierra el telon... y la niña llora hasta que por ultima vez sus ojos se cerraran... tendra el ultimo suspiro y la funcion terminara en un mar de aplausos


sábado, 21 de diciembre de 2013

martes, 3 de diciembre de 2013

Discurso funebre

"En cuanto a mí, yo ciertamente me acostaré para dormir; de seguro despertaré, por que Jehova mismo sigue sosteniéndome".(Salmos 3: 5). Recuerdo que este era uno de los textos que mas mencionabas en esos tiempos que te dio por leer acerca de la muerte, te sentías tan triste no como hoy que expresas una sonrisa en tu cara. 
Estimados quisiera agradecer a todos los presentes que hoy se encuentran aquí reunidos acompañando a nuestra familia para despedir a nuestro amado Rober quien fue un excelente padre, hermano y amigo para muchos de los que están aquí. No puedo expresar con palabras lo que se siente perder un padre a tan temprana edad ni el dolor infinito que siento en mi corazón al saber que hoy va a ser la ultima vez que veré papá pero recuerdo bien que tu decías que es mas importante el día en que uno muere que el día en que uno nace, pues cuando uno nace es casi inexistente, sin embargo, cuando uno muere se ha hecho un nombre, ha dejado una historia que permite que los demás lo juzguen por todos los actos que ha hecho en su vida y entonces en este día el más importante decidí estar aqui despidiendote como corresponde y expresando el nombre que tu te hiciste:
Jose Robespierre Nuñez Moncada es y sera siempre el hombre mas importante de mi vida, el me enseño a perseguir mis sueños aunque fueran los más locos, me enseño que esta vida no significa nada si no respetamos a Dios, el fue mi cable a tierra por trece hermosos años, gracias a Dios tuvo una exelente esposa y cuatro hijos que lo aman y lo recordaran el resto de sus vidas con ellos formo una linda familia. Tengo fe de que mi padre fue una buena persona que siempre respeto a los demas, un gran consejero, era confiable, era amoroso, era sano, pero tristemente a sus 55 años le diagnosticaron un cancer que lo mato en vida, yo estoy segura que a mi papi lo cambiaron despues de esa operacion pero me equivoque, creo que cualquier persona caeria en depresion si le dicen que en seis meses morirá. Fueron tiempos muy dificiles para todos nosotros, pero el era tan bueno que cuando le ofrecieronun tratamiento de quimiterapia dijo que no, sabiendo que tendria menos tiempo de vida, dijo que no por que preferia que su familia lo viera poco tiempo pero bien, que mas tiempo en condiciones deplorables y asi fue que Dios le concedio dos años mas de vida que culminaron el dia de ayer cuando pudimos escuchar su ultimo aliento de vida y sentir como su cuerpo se enfriaba de forma tan rapida y se fue de un momento a otro dejo de existir, por que esa persona que esta ahi en esa caja no es mi papa, solo se parece a el fisicamente. Mi padre lucho contra el cancer hasta el ultimo segundo de su vida, el no se rindio nunca solo que su oponente era mas fuerte.
Sin embargo, hoy no nos deberiamos sentir tan triste porque él tenia una esperanza de volver a vivir no en las celestiales nubes, ni tampoco en un eterno infierno sino mas bien de nuevo aqui en la tierra, él citaba un proverbio que dice asi: "Porque existe esperanza hasta para un arbol . Si es cortado, todavia brota de nuevo, y su propia ramita no deja de ser". El creia firmemente en que algun dia volveria aca con su familia y podrian vivir para siempre en un Paraiso sin temer a la muerte o a alguna enfermedad. Por eso les exhorto que hoy honremos su memoria y tengamos la misma esperanza de volver a verlo, sano y con la sonrisa que siempre tenia plasmada.
Padre, papá, papito y papi son palabras que por el momento no podre pronunciar más, pero siempre estaras conmigo y con todos los que estan aca, dejaste un vacio muy grande que ira creciendo año tras año, pero te esperaremos aqui con la frente en alto sabiendo que estas mejor, ya no estas sufriendo y esto no es un adios es un hasta pronto, hasta pronto papá, te vere en la eternidad.

martes, 22 de octubre de 2013

Querido ¿Por que estas tan distante?, ¿ Por que te alejas?, quiero estar contigo y al mismo tiempo mandarte al infierno ¿ como haces que me sienta de esta forma?, hoy no estas y me encuentro tan vacia, sin embargo, ayer te odiaba me siento tan confundida ¿es verdad que ya no me amas? lo note, lo note cuando abrias los ojos al besarme, besarme sin pasion olvidando que tu vida dependia de ello, lo note en el sexo sin amor con un gusto amargo en el climax, lo note simplemente en tu mirada sin brillo sin entusiasmo sin amor, lo note en tus abrazoz y en todo tu cuerpo que expele la frialdad a quien alguna vez llamaste amor.

viernes, 30 de agosto de 2013


A veces nos volvemos tan solitarios, tan vulnerables tan debiles a veces simplemente finjo ser alguien, alguien fuerte. finjo ser todo lo que no soy, finjo que todo lo que pasa no me afecta hasta la noche cuando me abrazas querido y entonces soy tan fragil y me desmorono en un mar de lagrimas que solo tu puedes contener en ese momento ya no paresco tan fuerte soy calmada por tus brazos fuertes al dia siguiente el ritual comienza otra vez.
A veces uno lucha dia tras dia por sobrevivir, he peleado tantas batallas en mi corta vida que no recuerdo bien cuantas he vencido, la incertidumbre de la vida me tiene el estomago apretado y sujeta fuerte con un nudo mi garganta y a veces no soporto bien las cosas, no se si todo este embrollo en el que estoy metida es el camino correcto, no se si lo estoy haciendo bien, no soporto ver que de pronto todo se derrumba, que de pronto estoy ahi parada sola frente al mundo y que no hay nadie a mi lado no tengo nada ni familia ni una esfera privada, ni algo propio, solo tengo mucha rabia dentro de mi por que yo queria que fuera de otra manera y no se pudo.
Me despierto dia tras dia en una cama ajena con paredes ajenas preguntándome ¿que cresta hago aquí?

domingo, 21 de julio de 2013

Piel contra piel, ¿amor?, pasión, deseo, éxtasis y tranquilidad ¿Como después de un momento tan cálido puede haber una mirada tan fría? No lo entiendo. Hace tiempo que no escribo, quizás ya no se hacerlo

sábado, 8 de junio de 2013

En estos momentos odio todo, quiero desaparecer de una ves por todas quiero descansar, el otro dia comprendi que he vivido la mayor parte de mi vida en una casa con violencia intrafamiliar, la reconoci ahi justo en aquel instante en el que recordea mi hermano con el cuello de mi madre en sus manosa mi otro hermano golpeandolo por la espalda, yo ahi en medio y el ultimo gritando sueltala, lo reconoci ahi cuando recorde el miedo que sentia mientras un palo amenazaba llegar a mi cabeza o mi cuerpo quien sabe, lo vi ahi cuando mi hermano mayor recibia golpe tras golpe de mi madre sin poder hacer nada. Uno no elige la familia y la familia tampoco lo esoge a uno simplemente uno nace donde los demas ya estaban y se tiende a acoplar a ello, siempre le di la espalda a mi familia, trate de evitarlos por muchísimo tiempo y hoy trato de acercarme a ellos pero ellos me dan la espalda,esas son las consecuencias de las decisiones que uno toma en la vida, no se si quizas lo que hago esta bien o esta mal pero ¿quien es el afortunado de saber donde lo van a llevar sus decisiones? nadie, asi que temo que no pueden culparme por eso, supongo que despues de todo sigo estando sola...y asi seguire el resto de mis dias.

jueves, 9 de mayo de 2013

La fugacidad de la vida

La muerte toca la puerta a cualquier hora y se instala en un hogar al cual no fue invitada, tan corta que es la vida, tan efímeros somos los seres que nos alimentamos de ella, si hoy yo muero me gustaria que me recordaran como una chica que cometió muchos errores pero que no se les olvide que trate de enmendarlos todos quiero que digan que fui una pésima hija pero que no piensen que nunca me di cuenta de lo que hice y dije y que me arrepentí de muchas cosas, quiero que digan que nunca tuve miedo de pedir perdon por los cagasos que me mande quiero que hablen de que estuve loca que nadie me pudo hacer entrar en razon hasta que me enamore quiero que me recuerden como la niña que creía en el amor eterno e incondicional que a pesar de todo siempre amo a su familia que digan que cumplí la mayoría de mis promesas que morí en busca de mis sueños, que solo me enamore una vez y que sacrifique miles de cosas por ese amor, quisiera que cada persona que guardo un pedazo de mi en su corazon me llevase una roza azul, y querido por favor procura que alla muchas flores y que no sean ni claveles ni gladeolos que tan tristes hacen la muerte (por favor olviden las coronas), me gustaria que cada uno de mis amigos me dedique una cancion desde el fondo de su corazon, quiero que mis restos se incineren ya que aun temo despertar enterrada, no quiero ser la fallecida sin pecado quiero que me recuerden tal como fui cuando me llenaba la vida, quiero que mis hermanos sepan cuanto los ame pese a tantas molestias y a mi madre que sepa que la amo, no lloren mi ausencia solo rian como cuando los hacia reir, digan que siempre persevere con mis pensamientos y acciones, que siempre trate de ser firme con mi fe, quiero que me perdonen por siempre tratar de cambiar el mundo, quiero que sepan que de todos los presentes mis amigos fueron contados con los dedos de una sola mano y que probablemente esten presentes en primera fila, quiero que se sienten allado de mi familia por que sin duda fueron parte de ella...supongo que despues de todo nada de esto se realizara pero espero irme a la tumba pensando que hay gente que me ama se dara un esfuerzo por cumplir un pequeño esfuerzo y hacerlo real.

lunes, 29 de abril de 2013

El contristado vuelve a su tristeza como el guerrero vuelve a la batalla, la niña piensa, los autos pasan y todo sigue igual nada puede cambiar el destino de los condenados a las desdichas nada cambia el valor de una sonrisa efimera, una muestra de la alegria ilusa que nos da esta vida ¡condenada! eres una impaciente en cuanto a tus deudas. Muchas veces me dijeron que la condenada me daria muchos buenos tiempos ya que el fruto de los malos estaba podrido; pero nunca fue asi espero mi felicidad para traer un hacha y cobrarme por la espalda ny vease que cuando me fui a dar la vuelta tenia todos los recibos en mi cara, me negue a pagarselo todo y me hizo caminar por largos senderos de carbon rojo y luego de espinos aun no me suelta esta desgraciada acaso no vee que con todo lo que he caminado es imposible q no me vuelva a levantar, te desafiio maldita que te ries de las desgracias ajenas, por que auque me qede sin pies seguire avanzando aunque llenes mi camino de dolores y fracasos seguire quizas caiga por tiempos peroaqui y ahora te prometo  que no me rendire

jueves, 28 de marzo de 2013

4 años...parece que fue ayer cuando nos dejaste...

El precio de vivir esta implicado en la muerte, muerte fiel amiga que me asecha esta ahi entre medio de todos kn su capa negra y su hoz en la mano camina descalza nadie la presiente a no ser de que toque el timbre y se instale en tu casa, estos dias he soñado con ella con su sonrisa cuando por fin pudo llevarse a mi padre, ahora es mi padre muerto, la muy patuda le puso su apellido sin siquiera preguntar y se mofo de nosotros, papa a veces te extraño demasiado, a veces creo q es mejor que la muerte te alla llevado, no sabes cuanto me costo volver a recordarte sin dolor sin que vinieran a mi mente esas imagenes que no me ayudaban a conciliar el sueño, es obvio y todos saben que tarde o temprano nuestros padre moriran la diferencia fue que yo tube que sujetar por ultima vez sus ojos a los 14 años, la diferencia es que yo vi cuando lo hundieron en esa caja, la diferencia es que yo era pequeña y que lo necesitaba. Te odio muerte por q hubiese preferido que me llevaras a mi en vez de mi padre, te odio a ti y a tu hambre insaciable de quitar la viday que mas da si por tu condena y somo muertos en vida cada paso es estar mas cerca tuyo hoy se cumplen 4 años desde que me quitaste a mi padre, besos a mi padre hasle saber que lo amo que lo extraño y que en estos momentos esta mucho mejor que todos nosotros, dile que aun tiene 4 hijos que lo aman y  un esposa que le ha sido fiel por que no escucho solamente el "hasta que la muerte los separe", dile que lo necesitamos que no se siga perdiendo nuestro crecimiento, dile que todos estamos muy mal sobre todo el niko, dile....solo dile que no tarde tanto en volver....que lo amo

En Paz


Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida, 
porque nunca me diste ni esperanza fallida, 
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; 

porque veo al final de mi rudo camino 
que yo fui el arquitecto de mi propio destino; 

que si extraje las mieles o la hiel de las cosas, 
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: 
cuando planté rosales, coseché siempre rosas. 

...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: 
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! 

Hallé sin duda largas las noches de mis penas; 
mas no me prometiste tan sólo noches buenas; 
y en cambio tuve algunas santamente serenas... 

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. 
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Amado Nervo.

El encuentro.

Anoche soñé con mi padre muerto
Venia caminando por un largo sendero
y traía una flor en la mano.

Nos abrazamos en el umbral
que separa la vida de la muerte.

Me pregunto
que como había llegado hasta ahí
que si había cruzado el Aqueronte.

Te he esperado toda la muerte dijo mi padre
y te seguiré esperando

Y se alejo por el largo sendero
con su flor en la mano.

Oscar Hahn


miércoles, 13 de marzo de 2013

Seremos unos desconocidos...

El espacio y el tiempo no son suficientes, al parecer las heridas son las mismas...igual de profundas, igual de sencibles. El viaje no ayuda pero dejo mucho atras, no solo avanzo a la vez abandono...me gustaria ser una niña de nuevo y poder escribir mi historia otra vez, hubiera aprovechado al doble a mi padre y habriamos viajado sin volvernos desconocidos. Es cierto que si obedesco me lo devolveran pero quien me devolvera aquel dia que no estuvo, quien me devolvera sus abrazos que tanto necesite, quien me devolvera la sonrisa que nunca vi cuando logre algo bueno...y a el quien le devolvera los años en que nos deberia haber visto crecer, seremos todos unos desconocidos por que en cada uno de nosotros no existe esa persona que fuimos hace ya 4 años, se fue El no me reconocera ni a mi ni los pequeños que me estan pasando de porte ni al chico indefenso que no fue capaz de llorarlo en publico, ni al bebe que dejjaba su peluche en la caja que sostenia su cuerpo, seremos unos desconocidos unidos por sangre por vida y aun asi seremos felices y nada recordaremos de los dias oscuros en que sufriamos tanto como hoy, como ayer y aun mas como mañana.

domingo, 10 de marzo de 2013

La Sirenita [Cuento infantil. Texto completo] Hans Christian Andersen

En el fondo del más azul de los océanos había un maravilloso palacio en el cual habitaba el Rey del Mar, un viejo y sabio tritón que tenía una abundante barba blanca. Vivía en esta espléndida mansión de coral multicolor y de conchas preciosas, junto a sus hijas, cinco bellísimas sirenas.
La Sirenita, la más joven, además de ser la más bella poseía una voz maravillosa; cuando cantaba acompañándose con el arpa, los peces acudían de todas partes para escucharla, las conchas se abrían, mostrando sus perlas, y las medusas al oírla dejaban de flotar.
La pequeña sirena casi siempre estaba cantando, y cada vez que lo hacía levantaba la vista buscando la débil luz del sol, que a duras penas se filtraba a través de las aguas profundas.
-¡Oh! ¡Cuánto me gustaría salir a la superficie para ver por fin el cielo que todos dicen que es tan bonito, y escuchar la voz de los hombres y oler el perfume de las flores!
-Todavía eres demasiado joven -respondió la abuela-. Dentro de unos años, cuando tengas quince, el rey te dará permiso para subir a la superficie, como a tus hermanas.
La Sirenita soñaba con el mundo de los hombres, el cual conocía a través de los relatos de sus hermanas, a quienes interrogaba durante horas para satisfacer su inagotable curiosidad cada vez que volvían de la superficie. En este tiempo, mientras esperaba salir a la superficie para conocer el universo ignorado, se ocupaba de su maravilloso jardín adornado con flores marítimas. Los caballitos de mar le hacían compañía y los delfines se le acercaban para jugar con ella; únicamente las estrellas de mar, quisquillosas, no respondían a su llamada.
Por fin llegó el cumpleaños tan esperado y, durante toda la noche precedente, no consiguió dormir. A la mañana siguiente el padre la llamó y, al acariciarle sus largos y rubios cabellos, vio esculpida en su hombro una hermosísima flor.
-¡Bien, ya puedes salir a respirar el aire y ver el cielo! ¡Pero recuerda que el mundo de arriba no es el nuestro, sólo podemos admirarlo! Somos hijos del mar y no tenemos alma como los hombres. Sé prudente y no te acerques a ellos. ¡Sólo te traerían desgracias!
Apenas su padre terminó de hablar, La Sirenita le di un beso y se dirigió hacia la superficie, deslizándose ligera. Se sentía tan veloz que ni siquiera los peces conseguían alcanzarla. De repente emergió del agua. ¡Qué fascinante! Veía por primera vez el cielo azul y las primeras estrellas centelleantes al anochecer. El sol, que ya se había puesto en el horizonte, había dejado sobre las olas un reflejo dorado que se diluía lentamente. Las gaviotas revoloteaban por encima de La Sirenita y dejaban oír sus alegres graznidos de bienvenida.
-¡Qué hermoso es todo! -exclamó feliz, dando palmadas.
Pero su asombro y admiración aumentaron todavía: una nave se acercaba despacio al escollo donde estaba La Sirenita. Los marinos echaron el ancla, y la nave, así amarrada, se balanceó sobre la superficie del mar en calma. La Sirenita escuchaba sus voces y comentarios. “¡Cómo me gustaría hablar con ellos!", pensó. Pero al decirlo, miró su larga cola cimbreante, que tenía en lugar de piernas, y se sintió acongojada: “¡Jamás seré como ellos!”
A bordo parecía que todos estuviesen poseídos por una extraña animación y, al cabo de poco, la noche se llenó de vítores: “¡Viva nuestro capitán! ¡Vivan sus veinte años!” La pequeña sirena, atónita y extasiada, había descubierto mientras tanto al joven al que iba dirigido todo aquel alborozo. Alto, moreno, de porte real, sonreía feliz. La Sirenita no podía dejar de mirarlo y una extraña sensación de alegría y sufrimiento al mismo tiempo, que nunca había sentido con anterioridad, le oprimió el corazón.
La fiesta seguía a bordo, pero el mar se encrespaba cada vez más. La Sirenita se dio cuenta en seguida del peligro que corrían aquellos hombres: un viento helado y repentino agitó las olas, el cielo entintado de negro se desgarró con relámpagos amenazantes y una terrible borrasca sorprendió a la nave desprevenida.
-¡Cuidado! ¡El mar...! -en vano la Sirenita gritó y gritó.
Pero sus gritos, silenciados por el rumor del viento, no fueron oídos, y las olas, cada vez más altas, sacudieron con fuerza la nave. Después, bajo los gritos desesperados de los marineros, la arboladura y las velas se abatieron sobre cubierta, y con un siniestro fragor el barco se hundió. La Sirenita, que momentos antes había visto cómo el joven capitán caía al mar, se puso a nadar para socorrerlo. Lo buscó inútilmente durante mucho rato entre las olas gigantescas. Había casi renunciado, cuando de improviso, milagrosamente, lo vio sobre la cresta blanca de una ola cercana y, de golpe, lo tuvo en sus brazos.
El joven estaba inconsciente, mientras la Sirenita, nadando con todas sus fuerzas, lo sostenía para rescatarlo de una muerte segura. Lo sostuvo hasta que la tempestad amainó. Al alba, que despuntaba sobre un mar todavía lívido, la Sirenita se sintió feliz al acercarse a tierra y poder depositar el cuerpo del joven sobre la arena de la playa. Al no poder andar, permaneció mucho tiempo a su lado con la cola lamiendo el agua, frotando las manos del joven y dándole calor con su cuerpo.
Hasta que un murmullo de voces que se aproximaban la obligaron a buscar refugio en el mar.
-¡Corran! ¡Corran! -gritaba una dama de forma atolondrada- ¡Hay un hombre en la playa! ¡Está vivo! ¡Pobrecito...! ¡Ha sido la tormenta...! ¡Llevémoslo al castillo! ¡No! ¡No! Es mejor pedir ayuda...
La primera cosa que vio el joven al recobrar el conocimiento, fue el hermoso semblante de la más joven de las tres damas.
-¡Gracias por haberme salvado! -le susurró a la bella desconocida.
La Sirenita, desde el agua, vio que el hombre al que había salvado se dirigía hacia el castillo, ignorante de que fuese ella, y no la otra, quien lo había salvado.
Pausadamente nadó hacia el mar abierto; sabía que, en aquella playa, detrás suyo, había dejado algo de lo que nunca hubiera querido separarse. ¡Oh! ¡Qué maravillosas habían sido las horas transcurridas durante la tormenta teniendo al joven entre sus brazos!
Cuando llegó a la mansión paterna, la Sirenita empezó su relato, pero de pronto sintió un nudo en la garganta y, echándose a llorar, se refugió en su habitación. Días y más días permaneció encerrada sin querer ver a nadie, rehusando incluso hasta los alimentos. Sabía que su amor por el joven capitán era un amor sin esperanza, porque ella, la Sirenita, nunca podría casarse con un hombre.
Sólo la Hechicera de los Abismos podía socorrerla. Pero, ¿a qué precio? A pesar de todo decidió consultarla.
-¡...por consiguiente, quieres deshacerte de tu cola de pez! Y supongo que querrás dos piernas. ¡De acuerdo! Pero deberás sufrir atrozmente y, cada vez que pongas los pies en el suelo sentirás un terrible dolor.
-¡No me importa -respondió la Sirenita con lágrimas en los ojos- a condición de que pueda volver con él!
¡No he terminado todavía! -dijo la vieja-. ¡Deberás darme tu hermosa voz y te quedarás muda para siempre! Pero recuerda: si el hombre que amas se casa con otra, tu cuerpo desaparecerá en el agua como la espuma de una ola.
-¡Acepto! -dijo por último la Sirenita y, sin dudar un instante, le pidió el frasco que contenía la poción prodigiosa. Se dirigió a la playa y, en las proximidades de su mansión, emergió a la superficie; se arrastró a duras penas por la orilla y se bebió la pócima de la hechicera.
Inmediatamente, un fuerte dolor le hizo perder el conocimiento y cuando volvió en sí, vio a su lado, como entre brumas, aquel semblante tan querido sonriéndole. El príncipe allí la encontró y, recordando que también él fue un náufrago, cubrió tiernamente con su capa aquel cuerpo que el mar había traído.
-No temas -le dijo de repente-. Estás a salvo. ¿De dónde vienes?
Pero la Sirenita, a la que la bruja dejó muda, no pudo responderle.
-Te llevaré al castillo y te curaré.
Durante los días siguientes, para la Sirenita empezó una nueva vida: llevaba maravillosos vestidos y acompañaba al príncipe en sus paseos. Una noche fue invitada al baile que daba la corte, pero tal y como había predicho la bruja, cada paso, cada movimiento de las piernas le producía atroces dolores como premio de poder vivir junto a su amado. Aunque no pudiese responder con palabras a las atenciones del príncipe, éste le tenía afecto y la colmaba de gentilezas. Sin embargo, el joven tenía en su corazón a la desconocida dama que había visto cuando fue rescatado después del naufragio.
Desde entonces no la había visto más porque, después de ser salvado, la desconocida dama tuvo que partir de inmediato a su país. Cuando estaba con la Sirenita, el príncipe le profesaba a ésta un sincero afecto, pero no desaparecía la otra de su pensamiento. Y la pequeña sirena, que se daba cuenta de que no era ella la predilecta del joven, sufría aún más. Por las noches, la Sirenita dejaba a escondidas el castillo para ir a llorar junto a la playa.
Pero el destino le reservaba otra sorpresa. Un día, desde lo alto del torreón del castillo, fue avistada una gran nave que se acercaba al puerto, y el príncipe decidió ir a recibirla acompañado de la Sirenita.
La desconocida que el príncipe llevaba en el corazón bajó del barco y, al verla, el joven corrió feliz a su encuentro. La Sirenita, petrificada, sintió un agudo dolor en el corazón. En aquel momento supo que perdería a su príncipe para siempre. La desconocida dama fue pedida en matrimonio por el príncipe enamorado, y la dama lo aceptó con agrado, puesto que ella también estaba enamorada. Al cabo de unos días de celebrarse la boda, los esposos fueron invitados a hacer un viaje por mar en la gran nave que estaba amarrada todavía en el puerto. La Sirenita también subió a bordo con ellos, y el viaje dio comienzo.
Al caer la noche, la Sirenita, angustiada por haber perdido para siempre a su amado, subió a cubierta. Recordando la profecía de la hechicera, estaba dispuesta a sacrificar su vida y a desaparecer en el mar. Procedente del mar, escuchó la llamada de sus hermanas:
-¡Sirenita! ¡Sirenita! ¡Somos nosotras, tus hermanas! ¡Mira! ¿Ves este puñal? Es un puñal mágico que hemos obtenido de la bruja a cambio de nuestros cabellos. ¡Tómalo y, antes de que amanezca, mata al príncipe! Si lo haces, podrás volver a ser una sirenita como antes y olvidarás todas tus penas.
Como en un sueño, la Sirenita, sujetando el puñal, se dirigió hacia el camarote de los esposos. Mas cuando vio el semblante del príncipe durmiendo, le dio un beso furtivo y subió de nuevo a cubierta. Cuando ya amanecía, arrojó el arma al mar, dirigió una última mirada al mundo que dejaba y se lanzó entre las olas, dispuesta a desaparecer y volverse espuma.
Cuando el sol despuntaba en el horizonte, lanzó un rayo amarillento sobre el mar y, la Sirenita, desde las aguas heladas, se volvió para ver la luz por última vez. Pero de improviso, como por encanto, una fuerza misteriosa la arrancó del agua y la transportó hacia lo más alto del cielo. Las nubes se teñían de rosa y el mar rugía con la primera brisa de la mañana, cuando la pequeña sirena oyó cuchichear en medio de un sonido de campanillas:
-¡Sirenita! ¡Sirenita! ¡Ven con nosotras!
-¿Quiénes son? -murmuró la muchacha, dándose cuenta de que había recobrado la voz-. ¿Dónde están?
-Estás con nosotras en el cielo. Somos las hadas del viento. No tenemos alma como los hombres, pero es nuestro deber ayudar a quienes hayan demostrado buena voluntad hacia ellos.
La Sirenita, conmovida, miró hacia abajo, hacia el mar en el que navegaba el barco del príncipe, y notó que los ojos se le llenaban de lágrimas, mientras las hadas le susurraban:
-¡Fíjate! Las flores de la tierra esperan que nuestras lágrimas se transformen en rocío de la mañana. ¡Ven con nosotras! Volemos hacia los países cálidos, donde el aire mata a los hombres, para llevar ahí un viento fresco. Por donde pasemos llevaremos socorros y consuelos, y cuando hayamos hecho el bien durante trescientos años, recibiremos un alma inmortal y podremos participar de la eterna felicidad de los hombres -le decían.
-¡Tú has hecho con tu corazón los mismos esfuerzos que nosotras, has sufrido y salido victoriosa de tus pruebas y te has elevado hasta el mundo de los espíritus del aire, donde no depende más que de ti conquistar un alma inmortal por tus buenas acciones! -le dijeron.
Y la Sirenita, levantando los brazos al cielo, lloró por primera vez.
Oyéronse de nuevo en el buque los cantos de alegría: vio al Príncipe y a su linda esposa mirar con melancolía la espuma juguetona de las olas. La Sirenita, en estado invisible, abrazó a la esposa del Príncipe, envió una sonrisa al esposo, y en seguida subió con las demás hijas del viento envuelta en una nube color de rosa que se elevó hasta el cielo.
FIN

martes, 26 de febrero de 2013

Tus ojos marrones yacian opacos y asi me devolviste una sonrisa cansada, habia fatiga en tu mirada, no de hambre sino de lucha. Es cierto que a unos pocos nos toca vivir por los demas tenemos cicatrizadas muchas heridas que otros tal vez no pasaran y me observo en el espejo y noto los mismo ojos opacos de experiencia       de lucha que me hacen una mujer fuerte aunque muchas veces ni yo misma lo considere. A veces me pregunto si mi familia fue maldecida...las lagrimas ya no roddean mis mejillas simplemente se agotaron, aunque a veces brotan de la nada...tengo miedo, u beso a mi hermano y a mi madre que comparten mi desdicha.

lunes, 28 de enero de 2013

Besos a mi padre si me logra escuchar entre la hierba humeda...

A lo largo de mi vida me he dado porrazos muy fuertes y cada caída la lloro, he aprendido que hay lagrimas de todo tipo unas muy dulces son las de felicidad, las de emoción  de gozo, de regocijo, de las cosas buenas que surgen en uno también hay lagrimas rojas de ira, de rabia, de frustración ante las cosas cotidianas y no hay lagrimas mas saladas que las lagrimas de dolor, de pena, de angustia, de miedo al futuro, lagrimas de anhelo, lagrimas de tristeza, de muerte, de añoranza, de esperanza...hoy lloro lagrimas amargas de un amor, quiza correspondido, quisa demasiado fuerte, quizás incierto y demasiado planeado, a veces me gustaría llorar menos pero no logro evitarlo los sentimientos fluyen rápido por mis mejillas antes de poder detenerlos, recuerdo a mi madre que tanto tiempo aleje de mi, ahora me gustaría que estuviera serca y que con sus palabras un tanto hiriente y un tanto sin sentido me dijera que me quiere, no logro evitar emocionarme cuando cada vez que la despido me observa con fingida alegría  cuando en realidad sus ojos azules se tornan grises de dolor, de culpa tal vez, de pena....me gustaria que mi hermano me volviera a hablar sin rencores y que mi pequeños ¡oh¡ pequeños si pudiera devolver el tiempo no los trataria como lo hice...me gustaría que la gente me dejara de mirar con esa cara de dospuntoseslach...muchas veces me dijeron que no debia arrepentirme que las cosas hechas estan y nada ya las cambiara, es cierto las cosas no van a cambiar pero no puedo evitar seguir arrepintiendome de cosas que hice...¡oh! querido el amor impulsa tantas cosas el amor me daña y me revive en segundos, me encanta estar enamorada y a veces me siento muy tonta muy estafada, sera normal, sera asi de efimero estos sentimientos ilusos...puedo perder muchas cosas pero aun no pierdo el don de expresar en letras, ya que no me fue concedido en el habla...un saludo a mi padre si me logra escuchar entre la tierra y la hierba humeda.

miércoles, 2 de enero de 2013

A veces uno no cae en la cuenta que el futuro es impredecible todos los dias me pregunto si abre tomado la decision correcta, es escencial saber que quizas la decision correcta no exista por que no esta entre las alternativas...me encantaria quedarme con pan y pedazo pero no se puede la vida te da una eleccion que si la  tomas te arrepiente por ello y si la dejas te arrepiente aun mas por no intentarlo muchas veces me he encontrado en un limbo interminable en realidad la pregunta es  cuando saldre de aca, la relatividad es algo que no soporto ni en el tiempo ni en mi vida, la verdad solo quiero desahogarme escribiendo cosas sin sentido, al fin y al cabo al terminar la obra me siento complacida me gustaria dedicarme a esto pero me gustaria que pasaran tantas cosas que en realidad pierdes la fe en todo simpre pense q me costaria surgir en lo espiritual por estar expulsada y ahora caigo en l cuenta que cualquier esfuerzo es en vano por que estoy muerta espiritualmente y es horrible esta clase de soledad sobrenatural, Querido me gustaria decirte tantas cosas me pongo a pensar de que manera redacto lo que te digo como sonaria mas bonito etc, pero te miro a los ojos y me cohibo y digo estupideces muchas estupideces expresadas muy mal, deberias sentirte halagado que aun me ponga nerviosa despues de un año y medio en que me conoces "desde el pelo hasta la punta de los pies" pero es asi y creo q eso seguira todad la  vida mientras te siga amando, y eso no cambiara te amo demasiado pero tengo una necesidad de proteccion que a veces no siento satisfecha, tengo un hambre de cariño que no es completamete saciado tengo dudas y miedos muy grandes....por favor entiendeme...perdon por no poder decirlo asi de frente ojala lo supere algun dia no quiero mas bebe, quiero que me cuides y protejas y ames ¿es mucho? lo siento
SU LLAMADA SERA TRASFERIDA A UN BUZON DE VOZ DESPUES DE LA SEÑAL

Mi vida…


Tu le enseñaste a mi corazón, un sentido que nunca supo que tenía. No puedo olvidar, las veces que estuve Perdido y deprimido por la espantosa verdad ¿Cómo lo haces? ¡Tú eres mi heroe! ¡Tú no me dejarás solo! Cincela mi corazón de piedra, me rindo en todo momento a ti

Platonics lovers PLATONIC LOVERS Platonic lovers

NeverShoutNever

-

-
-